jueves, 18 de abril de 2013

Heart to heart. [Capítulo 4]

No paraba de escuchar la misma canción una y otra vez. Cuando me calmé pensé en porqué había reaccionado de esa manera con Yongguk, ahora mismo pensaría que soy una niñata, pero me daba igual la verdad. Sé que a veces me comportaba así, pero me fastidiaba bastante su comportamiento hacia mi. Se ponía borde a veces y ahora esto de no poder hacer cosas normales como quedar con él o que me enseñe su casa  por miedo de que lo malinterpretaran, venga ya. Él aún no me conocía lo suficiente como para hacer esas cosas...

...

Eran las 10:30 de la noche, tenía 8 llamadas perdidas de Yongguk sin hacerle caso alguno, hasta creo que vino a mi casa y toco el timbre, pero no hice caso a nadie en todo el día. Me estaba arreglando para salir de fiesta.
-Tacones...llaves, móvil...mierda móvil...puff...

Decidí llamar a Yongguk, no quería irme y que me remordiera la conciencia, era así de tonta.
-¿Miri?
-¿Qué quieres?
-¿Porqué no has cogido el móvil? fui a tu casa y tampoco me habría nadie, ¿donde estabas?.
-No sé, estoy bien ¿vale? me...me tengo que ir van a venir a recogerme.
-¿A estas horas? ¿a donde vas?
-¿Qué más te da?- De repente sonó el timbre y fui a abrir, era Daniel con Ali.
-Que guapa estás tú.
-Gracias Daniel ahorrate las mentiras. Bueno Yongguk me voy, no me apetece hablar más y como siga así me van a dar las uvas si no me vas a decir algo importante. Adiós, te quiero eh.
Escuché la voz de Yongguk intentando decirme algo, pero le colgué.
-Estúpido...
-Te ha dolido bastante eh... -Contestó Ali.
-No...no sé, pero no me gusta que me trate así.
-Deberíais hablar los dos...
-Bah chicas pasad de los tíos, siempre me tendréis a mi eh. Estoy totalmente disponible al servicio de mis ''ladys''.
Ali estalló en una gran carcajada.- Vámonos mejor, antes que se nos haga más tarde- .

Cogimos un taxi y nos fuimos a una de las discotecas que estaban bastante alejadas de nuestras casas.
Había personas que empezaron a mirarnos a Ali y a mi, y nos sonreían...nos extrañó bastante.
-¿Pero que hostia les pasa?.
-Bueno...digamos que en la academia os hemos hecho un poquito de publicidad ya que ya estáis cerca del debut...
-¿Qué tipo de publicidad?
-Ya sabes...enseñar vuestros vídeos... en fin, cosas varías, yo os invito a lo que queráis, Ali tu no pidas alcohol que eres pequeña todavía.
-No te preocupes, Dan, nunca bebo. No te preocupes por tonterías, en cuento a lo de la publicidad...ya hablaremos.
-Para mi...lo que quieras Dani.
Pedimos las bebidas estuvimos bailando toda la noche, me lo pasé bastante bien con ellos, hacía tiempo que no salíamos de fiesta así los tres juntos.
Ya eran casi las 04:00 de la mañana y decidimos irnos ya a casa.
No me podía ni sostener en pie, estaba demasiado cansada. A la salida de la discoteca vimos a un grupo de chicos que me sonaban bastante...¿Yongguk, Zelo...? no, no eran ellos...se nos quedaron un rato mirándonos. Nos incomodaba a los tres que nos miraran con aquellas miradas tan frías y desafiantes. Cuando llegó el taxi Ali fue la última en montarse.
-Uy pues eran muy monos eh...
-Estás delirando Mir...cállate.
Ali fue a cerrar la puerta y uno de los chicos que por lo que se ve me había oído se acercó, pero Ali cerró la puerta antes de que llegara
-¿A qué ha venido eso? -Preguntó Daniel.
-No me gustan esos chicos...mírala se ha quedado dormida
Realmente no estaba dormida pero apunto, estaba echada en el hombro de Daniel hasta que caí rendida y me dormí.
...
A la mañana siguiente estaba magicamente en mi cama con el pijama puesto y todo. Seguramente me habrían ayudado anoche Ali y Daniel aunque en ese momento no me acordaba de nada.
Miré el móvil, tenía unas 3 llamadas de Yongguk de la noche anterior. Pensé en que Ali tenía razón, que tenía que hablarlo con él y aclararlo todo. Finalmente decidí llamarlo.

-¡MIR!
-No grites me duele la cabeza...
-Me imagino que será de anoche...¿bebiste?
-¿Qué mas da? Vente a mi casa quiero hablar contigo. -De pronto oí la voz de una chica dicíendole algo- ¿QUIÉN ES?
-Es una amiga de Youngjae, ha venido de visita. ¿Ahora porqué gritas tú?
-Cállate, ¿vienes o que?
-Si, ya voy, adiós.
-Adiós...ven rápido.

 No podía estar enfadada con él tanto tiempo. Ya volvía aquella Park embobada recordando aquella sonrisa de ese chico con voz grave. Empecé a arreglar la casa para cuando viniese Yongguk.
Recordé que tenía que ir a un sitio, así que me vestí para cuando viniese ir los dos juntos.
Sonó el timbre, abrí y allí estaba él , frunciendo el ceño mientras yo intentaba apartarle la mirada.
Le hice una seña para que pasase adentro y los dos nos sentamos en el sofá.

-Bueno que querías decirme.
-Quería pedirte...bueno que no debería...¿estás enfadado conmigo?
-Si te soy sincero...-Cerré los ojos con fuerza porque me esperaba un si rotundo, pero tenía que apechugar con las consecuencias- no. Me molestó que no me cogieras el móvil y me colgaras ayer pero no.
-Tu ya sabes lo que me molestó a mi...pero...no sé explicarme. Quiero salir contigo, ir a sitios no sé...me gustas mucho pero...yo veo que yo a ti no y...
-¿Qué quieres que sea tú...?
-¿QUÉ? No me has entendido. Mira que hora es acompáñame un momento y luego seguimos hablando si quieres.
-Pero...

Le cogí el brazo y salimos de mi casa, estuvimos bastante tiempo callados mientras le guiaba donde tenía que ir. En una de las calles ví a lo lejos a Zelo y a Ali...me quedé sin habla, en shock, ¿lo estaría conquistando ella solita? luego le tendría que preguntar.
Mirando a Ali y a Zelo de lejos no me di cuenta y me tropecé con alguien.
-Hey, cuidado Mir -me dijo Yongguk-
-Oh perdone, no quería...-Alcé la vista y de repente volvió a mi un recuerdo de la noche anterior.
El chico con el que me había tropezado era uno de los chicos del grupito de ayer y el que se estaba acercando al taxi.



1 comentario:

  1. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaa ^^ HALAHALA. CHICOS SOSPECHOSOS.

    ResponderEliminar